miércoles, 17 de noviembre de 2010

...

1
Parece que acá es de noche
Y allá ya no llueve tormentosamente

Déjame decir cuántas veces sea necesario
Todo lo que queda
Contar mil veces
En codos
Pies
Estadios
Metros
Leguas
Palitos de fósforo
O granos de sal
Cuánto es lo que debes recorrer
Para venir a expiarme todas las viejas culpas


2
La verdad es que en la medida
Que el té se enfría
Y leo tus mensajes
Una y otra vez
Puede haber algo de nulidad y sabor
Algo de clemencia por las vías de comunicación
Quizás una pisca de tranquilidad por la espera
Pero sabemos
No sea que el clima mate la ardura
Y que esta distancia flagelante
Muera a causa de su risa vengativa


3
Los dos son países perdidos, no hay duda
Eso lo sabemos secretamente desde sus nacimientos

Coinciden en lo vagabundo
En el traje viejo y parchado y sucio, sucio
Incluso podemos decir que ambos
Son el mismo país
Que han perdido la misma guerra
Otros dicen que no se han visto
No se conocen
Y que han ido olvidando la existencia del otro

Ambos países vagan perdidos
Eso lo sabemos
Y ninguno de nosotros es capaz de arreglar sus huellas

Claro
También nosotros somos vagabundos
Vivimos en ellos intermitentes
Por lo tanto sabemos de sus distancias
Y caminos en los que han coincididos
En tiempos distintos
Pero no podemos hacer nada
Es un cúmulo de huellas confusas las que dejan
En su restitos de historia

No se encontrarán pronto
Eso también es una de nuestras certezas
Entonces no podemos esperar a que se toquen
Moriríamos en el andén de enfrente mirándonos fijo
Sintiendo que nada valió la pena
Las soluciones dependen de nuestras acciones
Cariño

Son países perdidos sin duda
Caminan distantes como ninguno
En lo nuevo en lo antiguo
Y habitas allá tocando la ventana
Y yo habito acá terrible, arriba de una torre
Mirando al norte
Que es al único lugar que se mira
De esta profundidad extrema
Esperando que pronto
En medio de esta noche funesta
Sea tu venida.